Saltar al contenido

Mindfulness y Adolescencia

Todos y todas sabemos que la adolescencia es una etapa que suele ser convulsa, por varios motivos. El cambio físico, hormonal, las relaciones sociales, el despertar de la sexualidad, las exigencias en educación, el acoso constante de los medios propagandísticos para que compren cierto producto, vistan de cierta manera o escuchen cierta música, etc.

El nivel de presión puede llegar a ser muy grande, y las herramientas para cuidar la salud psicológica, más bien escasas o poco utilizadas.

mindfulness adolescentes

Pero no podemos generalizar, ni toda la adolescencia pasa por terremotos emocionales, ni esta etapa en si es sinónimo de cambios drásticos. De hecho, no está demostrado en ningún estudio, que la adolescencia lleve consigo todo lo anterior. Hay muchas personas que los cambios psicológicos suceden de forma tranquila.

Estas diferencias pueden estar originadas por muchos factores: el ambiente familiar, padres separados o no, contexto social y económico, influencia de los mass media, uso de las pantallas, etc. Cada persona es un mundo.

En todo caso, ser adolescente hoy día no es fácil, sobre todo en la cultura occidental basada en el consumo para alcanzar la felicidad.

En una sociedad enferma, podemos sospechar que la adolescencia no será fácil y que se van a necesitar recursos y herramientas para ayudar a que tengan un proceso de desarrollo equilibrado.

Y una de esas herramientas es, como no, el Mindfulness para adolescentes.

Introducir a los chicos y chicas en las prácticas de Atención Plena, puede ser la mejor inversión en su calidad de vida que se puede hacer. Vamos a repasar los aspectos positivos.


Beneficios del Mindfulness en la adolescencia

Multitud de estudios avalan la práctica de la Atención Plena con adolescentes. Veamos en qué pueden mejorar su calidad de vida:

  • Conciencia de si mas realista. Al desarrollar una visión ecuánime, pueden percibirse de una manera más auténtica y tener una autoaceptación de si más asentada. El bombardeo multimedia a la que se ven sometidos, genera a veces, distorsiones en su percepción (deberías de ser así, o asá, en función del plan de beneficios de tal empresa) que genera malestar y estrés. Y ya sabemos que el estrés es la puerta de entrada a otras patologías (depresión, anorexias, etc). La práctica del Mindfulness ayuda a mejorar su Conciencia y autoestima.
  • Percepción de estados emocionales. Al desarrollar la habilidad de autopercibirse, se puede experimentar y vivir las emociones sin necesidad de dejarse arrastrar por ellas. Lo habitual es reaccionar ante estímulos externos sin control alguno sobre esta reacción. Con el Mindfulness, se desarrolla ese Ojo Testigo que nos permite ver la situación externa y la emoción interna, para poder escoger la mejor respuesta.
  • Mejora la concentración y atención. La práctica continuada de la Atención desarrolla justamente el estado de Atención. Es una práctica que se retroalimenta. Al desarrollar esta capacidad, la pueden utilizar para mejorar en sus estudios, potenciando la concentración, la retención y comprensión de la materia.
  • Mejora las relaciones sociales. El autoconocimiento de uno mismo, genera la capacidad de respuestas asertivas y no reactivas. Ante una situación social, se puede reconocer las emociones y pensamientos internos y decidir cual es la respuesta más adecuada en ese momento.
  • Ayuda a desarrollar una visión con criterio. Ante la avalancha de estímulos tecnológicos y la demanda creciente de consumir para alcanzar la felicidad, la persona que practica la Atención Plena puede detectar estos movimientos y decidir no reaccionar ante ellos. La observación ecuánime de la situación, permite percibir con calma para no caer en una respuesta reactiva y rápida, que es justamente lo que persigue la industria de consumo.

Estos son algunos de los beneficios que se pueden conseguir con la práctica del Mindfulness. Y como habrás intuido, estos beneficios no solo estan dirigidos a los/las adolescentes, sino que son regalos que nos podemos hacer en cualquier etapa de nuestra vida. El Mindfulness nos puede ayudar sin que importa la edad que tengamos.

mindfulness y adolescencia

En definitiva, el acercar la práctica del Mindfulness para jóvenes, puede ser uno de los mejores regalos que les podemos hacer. Una herramienta fácil y sencilla, que con la práctica les ayudará mucho a vivir una vida más calmada, en paz y felicidad. Y en este mundo occidental, basado en lo material y en el consumo, desarrollar un poco más la felicidad interior, puede ser una de las mejores acciones que podemos tomar.

Si quieres conocer la práctica del Mindfulness, existen hoy día numerosos talleres y cursos de iniciación a la práctica de la Atención Plena. Lo más recomendable, es asistir a una charla de presentación para conocer el método que utiliza el monitor o formador, o si puedes, tener una entrevista con la persona que realiza los cursos, para conocer su forma de transmitir estas prácticas y sobre todo, el código deontológico.

Si quieres recibir información sobre los cursos y charlas que ofrecemos, contacta y te informaremos en un breve espacio de tiempo.