Saltar al contenido

Mindfulness para dormir

Mindfulness para dormir profundamente

Uno de los beneficios que más rápidamente se puede notar gracias a la práctica del Mindfulness, es la mejora de nuestras horas de sueño.

Dormir y descansar, es algo vital en nuestra vida. De hecho, muchos desequilibrios y problemas de malestar o falta de atención, pueden ser provocados también por la falta de sueño y un descanso insuficiente.

Existen muchas personas que sufren esta falta de sueño reparador. Y la práctica del Mindfulness puede ser de una gran ayuda.

Como prácticar mindfulness para dormir profundamente

Lo más recomendable es dedicar una pequeña sesión de Mindfulness para calmar la mente, aquietar los pensamientos y relajar todo el sistema nervioso. Entrando de una forma tranquila y sosegada en el cuerpo y la respiración, vamos a ir creando un estado donde el estrés y las preocupaciones del día, van a ir perdiendo intensidad.

Si ya eres practicante de Mindfulness, ya habrá experimentado estos benéficos resultados. Y si estás empezando y realmente necesitas aplicar la meditación Mindfulness para dormir y descansar, aquí tienes una pequeña guía.

Guía Mindfulness para dormir mejor:

  • Ves a tu espacio de meditación. Puede ser un lugar tranquilo. O si lo prefieres, puedes hacer la meditación ya en la cama, para que poco a poco puedas ir entrando en el sueño de forma apacible.
  • Te puede ayudar una música a un volumen bajo, que no interfiera en tu práctica.
  • Una vez que estés en la postura que hayas escogido, y que te sea cómoda, empieza a tomar conciencia de tu cuerpo. Haz un recorrido corporal desde la cabeza, tronco y extremidades, para ir sintiendo tu cuerpo. Si notas alguna tensión, puedes observarla y relajar esa zona.
  • Una vez hecho el recorrido corporal, pon atención a tu respiración. Observa como inspiras y como expiras. Nota el diafragma como se va moviendo al entrar y salir el oxígeno.
  • Puedes contar respiraciones, por ejemplo, de 1 a 10, y volver a empezar. Si la mente se dispersa, vuelve de nuevo a la respiración.
  • Puedes dedicar un tiempo entre 15 y 20 minutos. Al acabar la práctica, es muy posible que estés en un estado de relajación y calma. Para terminar, puedes agradecer el haberte dedicado este espacio de cuidado y bienestar.

Si practicas este sencilla meditación mindfulness para dormir, en pocos días podrás notar que te es más fácil entrar en el sueño y el descanso. Y lo que es mejor, durante el día vas a estar más consciente y presente en tu propio cuerpo, más atento a lo que sucede dentro de ti y a tu alrededor.

Mindfulness para dormir niños

No podía falta una referencia a un tema tan importante como es el descanso de los más pequeños. Nuestro mundo de estrés y preocupaciones, muchas veces también alcanza a niños y niñas, por lo que en ocasiones, pueden sufrir trastornos en el sueño y poco descanso. El Mindfulness también es muy buena herramienta para ayudar en estos casos. El uso de músicas suaves, de una voz cálida que acompañe a relajar y aliviar las tensiones de los niños y niñas, les ayudará a entrar en un estado de calma. La práctica del recorrido corporal y la observación de la respiración también les van a ser de mucha ayuda. En todo caso, el acompañamiento de una persona adulta que vaya guiando el proceso es muy importante. La presencia cuidadosa y amorosa de la persona que está ayudando, es clave en el proceso.

Meditación Mindfulness Guiada para dormir

Otra opción es utilizar una meditación guiada. Un audio, un vídeo de Youtube, etc, te pueden ser de gran ayuda para relajarte y entrar en el sueño de una forma muy agradable.

Aquí tienes un vídeo que te puede ayudar en tu práctica